Cualquier persona que tenga un ‘smartphone’ puede darse cuenta de que inclina bastante la cabeza para leer los mensajes que recibe constantemente en su teléfono, ya esté sentado o andando por la calle.
El gesto de inclinar la cabeza 60 grados puede suponer para la espalda el esfuerzo equivalente a cargar sobre los hombros 27 kilos.
La fuerza que el cuello debe mantener para ello perjudica las vértebras cervicales aunque en la mayoría de los casos la persona no se dé cuenta de la postura que adopta para leer sus mensajes.
Este gesto es denominado ‘text neck’, es un concepto que relaciona el dolor de espalda que sufren muchas personas jóvenes con el uso ininterrumpido del teléfono móvil cada vez más habitual.
Según estudios, una persona pasa al menos dos horas y media mirando su smartphone al día.

Screenshot_1
– Aqui un ejemplo de la mala postura que adoptan algunas personas con este sindrome

Los dolores articulares que también se pueden producir corresponden sobre todo a la base del pulgar, que se inflama ya que la posición que adopta el pulgar al escribir en los smartphones, llamada “pinza lateral”, es la más dañina. Otra patología muy frecuente y relacionada con las anteriores es la compresión del nervio mediano en la muñeca, el síndrome del “túnel carpiano”, una lesión cuya incidencia ha aumentado en personas jóvenes debido a la sobreutilización de la mano en la vida laboral por el uso del ratón de los ordenadores y en los momentos de ocio, por la utilización de los móviles.

Screenshot_3  Screenshot_4

“Pinza lateral”                                                                2) “Tunel carpiano
– DATO:  “El mal uso del móvil genera primero procesos inflamatorios que pueden llegar a ser degenerativos en la mano y también deriva en problemas cervicales, pues una mala posición de la columna produce contracturas musculares.”

Ante todo esto el consejo mas saludable y salomonico seria utilizar el móvil sólo para mandar mensajes de forma escueta y no para trabajar con ellos como si se tratara de un ordenador.
En caso de que las circunstancias laborales requieran la utilización de dispositivos móviles de forma constante, se sugiere que se use una tableta, ya que con ella se puede trabajar con todos los dedos de la mano, por lo que se hace diez veces menos esfuerzo que si se utilizara un smartphone.

CREDITOS: Priscila Sialer (Afrodita), Giorella Marquez (Atenea)

Anuncios